miércoles, 1 de noviembre de 2017

LOS REFLEJOS EN LA TINAJA

 ¿ Es la identidad una ilusión?

El hijo de un noble acababa de contraer matrimonio y los nuevos esposos se amaban mucho. El hombre dijo a su mujer: “Ve a la cocina y trae vino de la tinaja para brindar”. La mujer fue la cocina y al abrir la tinaja se vio reflejada en el vino y pensó que había en ella otra mujer escondida. Enfurecida volvió donde estaba su marido y le dijo: “Ya tenías una esposa, y la has metido en la tinaja para poder venir a pedirme en matrimonio”.

El marido fue él mismo a la cocina para ver qué sucedía. Abrió la tinaja y vio su propia imagen reflejada. Volvió con su mujer y se lanzó contra ella acusándola de haber escondido a un hombre. Ambos estaban furiosos el uno contra el otro, cada uno de ellos convencido de tener razón.

En estas estaban cuando un brahmán llegó para visitar a la pareja. Preguntó cuál era la causa de la disputa, y fue a su turno a ver de qué se trataba, encontrando también él su propia imagen. Se irritó entonces con el hijo del noble que, pensaba, había escondido a uno de sus amigos en la tinaja y luego había fingido discutir con su mujer. Así que inmediatamente se fue.

Más tarde, una monja a quien el noble hacía donaciones vino y se enteró de cuál era su discusión. Ella quiso conocer el problema por sí misma, y encontró con gran sorpresa una monja en la tinaja, marchándose encolerizada ella también.

Un sabio que pasaba por allí, curioso ante esta historia, quiso mirar, pero él sí comprendió que se trataba de un simple reflejo. Suspiró: “Los hombres de este mundo, ignorantes y estúpidos, toman el vacío por la realidad”. Llamó entonces a los esposos para que vinieran a mirar juntos. Les dijo: “Voy a hacer salir para vosotros a las personas que están en la tinaja”. Cogió entonces una gran piedra y rompió la tinaja. Cuando todo el vino se hubo derramado, no quedó nada en ella. En ese momento el entendimiento de las dos personas despertó y ambos comprendieron que habían discutido por un vulgar reflejo de su propia persona, y ambas se sintieron muy confusas.

Algunas preguntas para profundizar y ampliar 

Comprensión
  • ¿Por qué la pareja discute con tanta facilidad?
  • ¿Podemos afirmar que los dos esposos “se amaban mucho”?
  • ¿Por qué los personajes ven su reflejo en lugar del vino?
  • ¿Por qué se irritan el brahmán y la monja?
  • ¿Por qué los diferentes personajes no se reconocen en sus reflejos?
  • ¿Cómo sabe el sabio que se trata de un simple reflejo?
  • ¿Cómo “despierta” el entendimiento de la pareja?
  • ¿Por qué la pareja está confusa al final de la historia?
  • ¿Por qué cada uno de los personajes está convencido de que tiene razón?
  • ¿Era indispensable romper la tinaja para que surgiera la consciencia?

Reflexión
  • ¿Tiene razón Descartes al afirmar: “El buen sentido es la cosa mejor repartida del mundo”?
  • ¿Qué prima en el ser humano, la razón o las emociones?
  • ¿Cuál es la principal causa de la ira?
  • ¿Por qué nos dejamos engañar por las apariencias?
  • ¿Por qué nos enfadamos en lugar de intentar comprender?
  • ¿El amor vuelve susceptible?
  • ¿La sabiduría puede ser una forma de violencia?
  • ¿Qué define la realidad?
  • ¿Sabemos reconocernos?
  • ¿Nos proyectamos en todo lo que percibimos?

Extracto del libro:
Sabiduría de los cuentos budistas
Oscar Brenifier & Isabelle Millon
Fotografía de Internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...