sábado, 2 de diciembre de 2017

DISCÍPULOS


Los discípulos son difíciles de enseñar. Algunos saben, pero no se molestan en practicar. Otros no saben y tampoco tratan de averiguar. No sé qué hacer con ellos. ¿Por qué razón los humanos tienen mentes así? Ser ignorante no es bueno, pero aún si se los digo, a pesar de eso, no escuchan. Las personas están colmadas de dudas en su práctica.

Siempre dudan. Quieren ir al Nibbana pero no quieren recorrer el camino. Es frustrante. 

Cuando les digo que mediten, se asustan, y si no se asustan, lisa y llanamente se adormecen. En la mayoría de los casos les gusta hacer cosas que yo no enseño. Este es el dolor de ser maestro.


Extracto del libro:
No Ajahn Chah
Reflexiones
Fotografía de Internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...