jueves, 18 de enero de 2018

¿DEPREDADOR O JARDINERO?


Un requisito para la riqueza es tener una visión generosa, amplia, positiva, nunca depredadora. El depredador devora, el jardinero siembra.

Si queremos crear un paraíso de plenitud y prosperidad debemos ejercer de jardineros, lo cual significa:

  1.  Amar, cuidar y respetar lo que hacemos.
  2. Dar a cada persona lo que realmente necesita.
  3. Ser humildes y agradecidos.
  4. Invertir y ahorrar con criterio.
  5. Tener claros los objetivos.
  6. Trabajar sin miedo.
  7. Tener voluntad de aprendizaje continuo.
  8. Alimentar el esfuerzo con ilusión, pasión y determinación.
  9. Tener voluntad de ser útil.
  10. Mirar siempre el mundo con ojos nuevos y con esperanza.

Sobre esto último, el secreto de algunas personas prósperas es que miran su realidad con la curiosidad de un niño y con atención, y descubren cosas que a la mayoría de los adultos se les escapan.

Para tener ideas que resulten exitosas, los buscadores de tesoros deben adquirir un conocimiento diferenciado, por lo que es preciso formarse, adquirir aptitudes y desarrollar actitudes para hacer realidad la utopía: trabajo, visión, propósito, longanimidad y, finalmente, la voluntad de compartir la riqueza para generar más riqueza.

Sin embargo, no hay que hacer del dinero el principal objetivo de nuestra búsqueda. El dinero es el síntoma, la consecuencia inevitable de haber ofrecido una solución útil a muchas personas.


Del libro:
El mapa del tesoro
Álex Rovira/
 Francesc Miralles
Fotografía tomada de internet

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡aho! Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...